Copa Movistar Torneo Clausura

25 de Septiembre de 2018 19:40

Cantolao y Sport Huancayo se reparten los puntos en el Callao (1-1)

En un duelo parejo disputado en el Estadio Miguel Grau, el Delfín y el Rojo Matador sumaron una unidad cada uno por la quinta fecha del Torneo Clausura.

El partido inició con dominio compartido, pero más decidido salió Academia Cantolao. Los ataques de los locales fueron por banda fueron la amenaza principal. Fabián González encontró el primer gol de la noche surcando por el sector izquierdo del cuadro huancaíno. El tanto de la apertura se originó luego de un lateral de Jimmy Baluarte que controló bien Diego Pizarro y sirvió para Josimar Atoche. El ex mediocampista de Alianza Lima interiorizó su conducción para confundir a la defensa rival y asistió a González que definió entre las piernas del portero Carlos Solís.

0=68.ARAKOnvJCSSj4nZdkRb7h51dAbSalDvuBbIa_WN8ozNRwd4twYTAvG8pyEwlUwccMXr7h8sp-2vbthpnBrDL028IwfAKUD-cyTj9GYBC9_bsWGE_HHbyAGYBCld44zTdV-6i2HK2IDiv6hy72n8r4NKEk5n-Z1eEYCfgCVglyeywbBd7nKMW&__tn__=-R”>

Los dirigidos por Guillermo Estéves supieron temporizar el trámite. Se fueron al descanso con superioridad en el marcador y mostrando una mejor propuesta dentro del campo. Sin embargo, Sport Huancayo salió con otra actitud para enfrentar la segunda mitad y con los ingresos de Moisés Velásquez y Joaquín Boghossian ganaron volumen ofensivo. Los volantes creativos se metieron al ruedo y generaron hasta 2 chances claras de gol antes de empatar. 

Carlos Neumann fue el autor del 1-1 al minuto 76. Un fulminante disparo de tiro libre al borde del área dejó sin respuesta a Thomas. El ariete paraguayo marcó su gol 22 en este año, mostrando el abanico de recursos que tiene para hacerse presente en el marcador.

0=68.ARCizJqxeC1qdh34nRp1ZL_G9wHoqD_iF8VN32mCTh9h0ZAqobkmsOIJcO3Byx389iwgN7EsnbZFMmckWw40pjClUlqIWTwtwq42WM2nR3LXiF6rm_HK3dWDVlSsz0ktCkMqs1zHPBq3j_YUOumX2zMFBurSIsbpZ5t2c2gscQ3yk_zUFnx4nA&__tn__=-R”>

El juego se tornó de ida y vuelta en los últimos minutos. Ataques vertiginosos, pero poco claros se apoderaron del césped del Miguel Grau. Se podría decir cada equipo dominó más un tiempo que otro, marcando durante su dominio, pero ninguno fue capaz de imponerse totalmente.