La Liga

09 de Febrero de 2021 16:52

Renato Tapia: el análisis táctico de su partido ante el Atlético de Madrid

Renato Tapia: el análisis táctico de su partido ante el Atlético de Madrid

Luis A. Gonzales C.

@luchvr

luis.gonzales@nixlat.com

 

El futbolista peruano de mejor momento en Europa es Renato Tapia. El volante nacional ha encontrado regularidad y evolución en el Celta de España. Ayer, Renato jugó un gran partido por el que volvió a recibir buenos comentarios. El rival fue el líder de LaLiga, el Atlético de Madrid. En GOLPERU analizamos los movimientos tácticos del volante que está dando que hablar en Vigo.

El presente de Renato Tapia con el Celta de Vigo es prometedor. Desde el primer día llegó para ser parte del once titular. Fue fichado por el club de Balaídos para integrar el mediocampo y desde el 21 de julio del 2020, fecha de su llegada, se integró rápido al grupo. La llegada de Eduardo Coudet le dio un rol protagónico a Renato en su modelo de juego, con el que crece jornada a jornada con movimientos interesantes en ataque y defensa.

TAMBIÉN LEE ▶️ Renato Tapia: “Buscaba estabilidad hace mucho tiempo y por eso llegué al Celta” (VIDEO)

En este modelo, Tapia participa del inicio de juego del relacionándose con los defensores para ser opción de pase ante la presión del equipo rival. Lo veremos ante el Atlético de Madrid con sus desplazamientos detrás de los dos jugadores que presionan la salida de los celestes. Cuando el arquero juega en corto con los defensores, Renato intenta ser el jugador intersectorial (enlace entre defensores y mediocampistas).

Mientras Celta está atacando, nuestro compatriota está atento a lo que puede suceder en la pérdida del balón, como parte de su trabajo si está alejado de la jugada. El equipo de Coudet pierde muy pocos balones en salida e intenta finalizar todos los ataques posibles, y no quiere tomar el riesgo de quedar mal parado atrás. Además, si le toca intervenir, el ex jugador del Twente y Feyenoord apoya con cambios de orientación al lado débil del rival. Todo eso lo explicaremos a continuación.

 

 

EL QUE DA SUPERIORIDAD

Las funciones de Renato Tapia en el Celta son muy claras desde el día 1. Lo que fue con Óscar García antes y ahora con el ‘Chacho’. En un equipo que prioriza el juego combinativo antes que el juego directo, la salida de balón con el arquero juega un papel importante. Ayer, Tapia se involucró buscando ser el jugador libre detrás de la presión rival y dar superioridades en el primer circuito de toques.

El equipo de Diego Simeone presionó con Luis Suárez y Ángel Correa. Si el Celta quería salir jugando, debía tener superioridad numérica, por eso iniciaban con Rubén Blanco tocando cerca con sus defensores para atraer la presión y generar espacios adelante. Nuestro seleccionado aparecía detrás de los atacantes para generarle líneas de pase con los laterales estaban abiertos para dar amplitud. Era un 3 vs. 2  con Tapia funcionando para dar la primera superioridad y progresar.

Imagen

Cuando el Celta se desplegó en ataque y el Atlético se replegó en bloque medio, era igual de importante tener superioridad numérica desde la línea de defensores. Renato se metía entre ellos como uno más, lo que desencadenaba que los laterales tomaran más altura y den amplitud pegándose a la banda. El volante nacional volvía a generar un 3 vs. 2, esta vez con el fin de ser profundos encontrando espacios por dentro y oportunidades de pase.

Imagen

 

AYUDANDO A PROGRESAR

Renato es un jugador que falla pocos pases. Técnicamente es bueno y su tendencia a jugar verticalmente ayuda a la progresión de las jugadas del Celta. Sin embargo, para mantener el equilibrio del equipo cuando está atacando, se queda cerca de los defensores y solo se suma a zonas de organización si se requiere circular mejor la pelota. Ya sea para dar apoyos o aparecer como hombre libre y cambiar la orientación de la jugada.

Los de ‘Cholo’ también son un cuadro agresivo para recuperar la pelota. Además, acumulan mucha gente en la zona activa del balón, una estrategia característica de ellos. El Celta aprovechó esto jugando en corto en los costados para juntar rivales y luego cambiar la orientación del ataque hacia el lado débil del Atlético (zona con más espacios para jugar). En esta situación, el ‘14’ celeste aportó siendo el jugador libre en ese sector para realizar el cambio de frente.

Imagen

 

TRABAJO SIN BALÓN

Para el ‘Chacho’, el Celta no debe ser un equipo con miedo. Así lo ha demostrado en cada fecha, en donde más allá de los resultados, siempre se mostró vertical y profundo para atacar, y agresivo para defender. Es en esta fase del juego que Renato se viene luciendo (por partido gana 8 duelos) y por la cual está recibiendo buenos comentarios. Siempre vigilante, es responsable de marcar a un rival designado en la presión alta y organizada.

En el Wanda Metropolitano, el Celta salió a presionar al Atlético desde su salida con el objetivo de orientarlo a jugar por los lados del campo, restarle espacios, provocar el error y poder robar el balón. Cada jugador celeste tuvo una marca designada y debió vigilar a posibles opciones de pase. Renato se encargó de tapar a Saúl, un jugador peligroso si recibía con ventajas.

Imagen

Por su agresividad, Renato se ganó la tarjeta amarilla a los cinco minutos, situación que lo condicionó, pero que manejó muy bien cortando el juego en momentos justos, además que mejoró su timing durante el partido. Ganó siete duelos de 13 en el pasto, casi la mitad, lo que demuestra que no fue a cortar el juego de los locales con fuerza desmedida y que el arbitro pudiese sancionar de nuevo. Un punto a favor para nuestro jugador.

 

UN DEFENSOR MÁS

El Celta es un equipo que juega 1-4-1-3-2 como esquema inicial, pero luego este varía de acuerdo con las fases del juego. El que hace posible esta dinámica para defender es Renato al jugar entre los centrales. El que lo decide es el jugador de 25 años en muchos casos. Esto fue bueno y peligroso para los de Vigo ayer. Sin embargo, su defensa en el juego aéreo fue impecable: ganó sus seis duelos arriba.

El juego aéreo no es el mejor camino al gol para el Atlético (salvo en acciones de balón detenido en ataque cuando suma a los defensores). Pero con Suárez como referencia, lanzarle el balón es seductor. Renato defendió bien el área y ser un central más no es desconocido para él porque ya lo hizo antes en la Selección Peruana Sub-20 y en Feyenoord. Otra situación más en la que destacó ayer.

Imagen

 

LOS GOLES EN CONTRA

El Celta recibió dos goles en el Wanda Metropolitano y terminó empatando el partido sobre la hora. Un resultado positivo en contexto por el rival, pero que, en el trámite, dejó una sensación negativa porque perdieron la ventaja: anotaron primero y luego recibieron dos goles. Hubo errores colectivos e individuales en el elenco de Balaídos, en donde la indecisión de Renato por defender al hombre o en zona fueron parte del error general.

En el 1-1, Tapia está en una zona intermedia mientras decide si defender el área o marcar a un rival cercano (Ángel Correa). Mientras piensa, Geoffrey Kondogbia ya jugó con Correa y Renato no llega a interceptar el pase o detener al argentino. Hay un compañero suyo que también lee la jugada, pero queda lejos. Marcos Llorente acompaña el ataque y luego recibe de Correa para asistir a Suárez en su primer gol.

Imagen

Para el 2-1, Kondogbia vuelve a conducir solo en el carril central con la posibilidad de decidir con tiempo y espacio: ni Renato ni los dos jugadores del Celta que están frente al mediocampista del Atlético salen a taparlo. El centroafricano detecta a Lodi y envía el balón al espacio con la línea defensiva celeste mal perfilada para retroceder. Luego aparecería Suárez con un desmarque genial por el centro para recibir en el área y anotar.

Imagen

 

El crecimiento de Renato Tapia en el fútbol español es gradual. En cada jornada recibe buenos comentarios y es catalogado como uno de los mejores fichajes de la temporada, para un equipo de aspiraciones y sueños grandes como clasificar a un torneo internacional. El Celta de Vigo puede ser su trampolín a un escenario más competitivo. De momento, de la mano de Eduardo Coudet, está encontrando regularidad y crecimiento en su juego, condociones que recibirá muy bien la Selección Peruana.