La Liga

09 de Julio de 2020 11:02

Zinedine Zidane: los dos momentos especiales que vivió un 9 de julio

Zinedine Zidane: los dos momentos especiales que vivió un 9 de julio

Zinedine Zidane es toda una leyenda del fútbol. Sentado en la misma mesa de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Pelé, Diego Maradona, Johan Cruyff, Ronaldo, Ronaldinho y Alfredo Di Stéfano, el francés es un mito viviente del Real Madrid, al ganar la Champions League como jugador y entrenador.

Y precisamente este 9 de julio, es un día especial en la vida de Zinedine Zidane ya que hace 19 años estampó su firma para ser jugador del Real Madrid, en una presentación muy especial de Florentino Pérez, para poner la cereza del pastel a los galácticos, equipo donde ya tenía a Luis Figo, Raúl, Roberto Carlos e Iker Casillas, y que un tiempo después fichó a David Beckham y Ronaldo.

Con la camiseta merengue, el galo obtuvo 1 Liga Española, 1 Champions League con un golazo en la final ante Leverkusen, 2 Supercopas Españolas, 1 Supercopa Europea y 1 Copa Intercontinental ante Olimpia. Con el número 5 en la espalda, ‘Zizou’  anotó 49 goles en los 227 partidos oficiales con el Real Madrid.

▶ Fernando Pacheco, Pedro Gallese y los peruanos que tuvieron actividad en el reinicio del fútbol

Pero, un 9 de julio de 2006, Zinedine Zidane también disputó su último partido como profesional, en la recordada final ante Italia en Alemania, y que quedará marcada por el cabezazo a Marco Materazzi. Italia fue campeón en los penales, pero eso no borrará la mágica carrera del ‘Monje’, quien ganó el Mundial de Francia 98 con dos golazos ante Brasil, y la Eurocopa de Bélgica y Holanda en el 2000. 

Además, en Juventus logró una Supercopa Europea, 1 Intercontinental ante River Plate en un encuentro donde enfrentó a su ídolo Enzo Francescoli, 1 Supercopa Italiana y 2 Scudettos. Y por si fuera poco, en su faceta como entrenador, Zinedine Zidane ha ganado 10 títulos, teniendo como principal palmarés, el tricampeonato en la Champions League con las ‘Orejonas’ de Milán, Cardiff y Kiev. ¡Leyenda!