Giorgio Chiellini da una clase de fair play

19 abril 2017, 22:37 Hrs.

El defensa de la Juventus tuvo un enorme gesto con el que algún día trató de perjudicarlo con un mordisco. Al final de la eliminatoria de la Champions League, Chiellini intercambió su camiseta con el delantero uruguayo Luis Suárez.

24 de junio del 2014. Italia y Uruguay se jugaban la vida en la fase de grupos de la Copa del Mundo Brasil 2014. El Estadio das Dunas en Natal vio como se libró una batalla con mucha hambre de gloria. Un gol de Godín y el famoso mordisco de Suárez catapultaron a la celeste a la siguiente ronda. Sin embargo, la FIFA sancionó de oficio al pistolero debido a que las pruebas delataron su acto en el campo de juego.

A partir de ahí, se abrió todo un expediente al delantero, que pocas veces se volvió a cruzar con el defensa de la Juventus. La opinión pública condenó al ex Liverpool por su accionar y apoyó al italiano con muchos mensajes de afecto. En la serie de cuartos de final de la UEFA Champions League 2017, el sorteo decretó que ambos se vieran las caras de nuevo.

En la ida, Chiellini anuló al uruguayo con mucha dureza y el marcador quedó a favor de la Juventus por 3-0. En el partido de vuelta, disputado en el Camp Nou, no se movió el marcador y los italianos avanzaron a las semifinales. Tras el pitazo final, el defensa de la selección italiana tuvo un encuentro con Suárez. Pese a lo sucedido en el pasado, ambos intercambiaron camisetas y se saludaron con normalidad, como colegas que son. Con ello, Giorgio le brinfó una lección de fair play a todo el planeta entero.