Copa Movistar Torneo Clausura

11 de Julio de 2018 12:36

Rusia 2018: Inglaterra y su poderío en el balón parado

Rusia 2018: Inglaterra y su poderío en el balón parado

El elenco de Gareth Southgate ha tenido una evolución en su manejo de las jugadas quietas, la cual se ha visto reflejado en sus resultados en esta Copa del Mundo. Esta tarde pondrán a prueba, nuevamente, su fortaleza.

Uno de los secretos de la estrategia táctica de los ingleses es el buen trabajo en las pelotas paradas, ya que han anotado 8 de sus 11 goles con balón quieto (3 penales y 5 tantos de falta). Luego de la eliminación de la Eurocopa 2016 en donde la imagen más particular fue Harry Kane sacando tiros de esquina, el entrenador Southgate, que asumió en setiembre de ese mismo año, se nutrió de mucha información para sacar ventaja desde todo punto de vista.

A su buen orden defensivo y flexibilidad para conducir ataques, le sumó a su escuadra elementos con puntos altos en el juego aéreo y cobro de faltas. Tuvo 630 días de preparación para el Mundial, que aprovechó para construir la fortaleza en acciones de pelota parada. Tomó conceptos de otros deportes y de equipos de fútbol de baja categoría para perfeccionarlos en el campo de entrenamiento. Por ejemplo: Pasó un tiempo en Estados Unidos para estudiar a algunos equipos de NBA y NFL. Estaba interesando en el baloncesto porque atacan 5 vs. 5, pero siempre queda alguien libre debajo de la canasta.

Chris Wright, un ejecutivo inglés de la MLS, vio ese partido junto a Southgate. Ganaron los Timberwolves, el equipo que más le interesaba al entrenador inglés, por 118 a 107. “Le apasionaba como creaban espacios en acciones tan rápidas y porciones pequeñas de campo. Hizo preguntas toda la noche”, le dijo Wright a Wall Street Jorunal. Cortinas, bloqueos, desmarques; diferentes herramientas para encontrar espacio libre en zona de definición.

Asimismo, adoptó metodologías del fútbol americano. Por eso contrató para su staff a Allan Russell, ex futbolista que terminó su carrera en la liga estadounidense y se formó como entrenador con mucha influencia en el juego de la NFL. “Trabajamos movimientos fuera del área que nos permitan aparecer en el momento justo dentro del área”, dijo Russell. De la misma manera, añadió a su estrategia el concepto de “Love Train”, usado por equipos de categorías inferiores en el fútbol inglés. La jugada consiste en armar una especie de hilera con cuatro o cinco jugadores en los carriles centrales del área para acumular rivales en esa zona y luego salir disparados para diferentes posiciones. Los contrarios no llegan a recuperar las marcas.

El caracter y dedicación del entrenador inglés de 47 años está dando réditos a su plantel. Se ha preparado de forma magistral para todos los retos posibles y esto ha sumado en su camino exitoso en el Mundial Rusia 2018. Ha conseguido perfiles de jugadores que le sumen a estos conceptos y se ve reflejado en los goles que han convertido.