Copa Libertadores

28 de Noviembre de 2020 12:46

Un día como hoy: Boca Juniors derrotaba al Real Madrid y se convertía en campeón intercontinental

Un día como hoy: Boca Juniors derrotaba al Real Madrid y se convertía en campeón intercontinental

Un día como hoy, pero del año 2000, Boca Juniors se consagraría como campeón del mundo tras derrotar 2-1 al poderoso Real Madrid, en la final de la Copa Intercontinental. El cuadro Xeneize, que contaba con el peruano José Pereda en su plantel.

El conjunto argentino venía de ganar la Copa Libertadores ante Palmeiras y tendría que viajar a Japón para enfrentar al cuadro madrileño que había sido campeón de la Champions League y favorito para llevarse este nuevo título.

TAMBIÉN LEE ▶️ Diego Maradona, el eterno 10 del fútbol

Este duelo se jugó un 28 de noviembre del 2000, en el estadio Nacional de Tokio, frente a alrededor de 52 500 espectadores que vieron la hazaña del cuadro argentino que derrotaron a los merengues en lo que sería la última final internacional perdida hasta la fecha por los españoles. Por parte de Boca Juniors, Carlos Bianchi mandó a la cancha a Oscar Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Traverso, Matellán; Battaglia, Serna, Basualdo, Riquelme; Delgado y Martín Palermo, mientras que el español Vicente del Bosque arrancó con Casillas; Geremy, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Helguera, Makelele, Figo; McManaman y Raúl Gonzáles.

Lo curioso de este compromiso fue que los goles llegaron dentro de los primeros 12 minutos de juego. Apenas a los tres minutos, Marcelo Delgado recibió un balón por izquierda, desbordó y puso la pelota al segundo palo para que llegue Martín Palermo y abra el marcador. Sólo tres minutos después, Boca Juniors recuperó un balón en su campo y, Juan Román Riquelme, con un magistral pase de 50 metros, dejó a Palermo de cara al arco para que se saque de encima a Geremy y defina de zurda al segundo palo de Iker Casillas. Finalmente, el único tanto del Real Madrid lo convertiría Roberto Carlos a los 12 minutos de juego, pero el marcador no se movería.

Con este resultado, de la mano de un excepcional Juan Román Riquelme y de un goleador como Martín Palermo, hoy ambos ídolos de Boca, el conjunto argentino marcaría una página dorada en su historia, al derrotar 2-1 al poderoso Real Madrid, consagrándose, como el campeón de la Copa Intercontinental del 2000.